MANIFIESTO FUNDACIONAL ASOCIACIÓN ACCIONISTAS ADRV

Ante la necesidad de devolver al rayismo la ilusión por sus colores, la transparencia en la gestión de una institución con 93 años de historia y ser parte integradora dentro de los diferentes grupos de Accionistas Minoritarios de Rayo Vallecano de Madrid S.A.D, futuros accionistas, abonados, aficionados en general y simpatizantes de nuestro club de fútbol, nos planteamos la creación de la Asociación Accionistas ADRV.

El oscurantismo de la gestión económica, la nula interacción del Consejo de Administración del Rayo Vallecano y su Director General con el rayismo, la deteriorada relación con la masa social y el continuo enfrentamiento con el abonado, nos llevan a crear la Asociación Accionistas ADRV como nexo de unión entre todos los que queremos y sentimos como nuestra la ya desaparecida Agrupación Deportiva Rayo Vallecano.

Por ello solicitamos a abonados, simpatizantes, hinchas, peñistas, vallecanos, asociaciones, colectivos varios, comercios, empresarios y medios de comunicación, vuestra adhesión a la Asociación Accionistas ADRV como cauce de reflexión y expresión libre y respetuosa de los valores que ensalza el himno del Rayo: valentía, coraje y nobleza.

Creemos que la institución Rayo Vallecano lleva 25 años en manos de empresarios completamente ajenos al mundo del fútbol, con una gestión ruinosa a veces enmascarada por los buenosresultados deportivos, pero completamente alejada de lo que creemos que debería ser el reflejo de un barrio como Vallecas.

Ante esta situación, la Asociación Accionistas ADRV se plantea conseguir los siguientes objetivos:

  • Devolver al club Rayo Vallecano aquellos principios que rigen su acta fundacional original allá por 1924 y que tan lejos quedan ya en el llamado “fútbol moderno”, siempre a imagen y semejanza de la masa social que ha representado, representa y representará en futuras generaciones.
  • Velar por correcto funcionamiento de una institución histórica que vivió el fútbol desde el amateurismo de la Liga Obrera de los años 30 del s. XX, hasta pasear su franja roja por Europa ya en el s. XXI. Porque son casi 93 años de historia que no se pueden dejar manejar por un Consejo de Administración que compró tu equipo por 961€.
  • Recuperar para el rayismo su escudo y su denominación que tanto enorgullece a los que lo sentimos: El Rayo es la Agrupación Deportiva Rayo Vallecano y su escudo es Vallecas más las siglas ADRV.
  • Aun sabiendo que la entrada de las Sociedades Mercantiles en el fútbol, en su opaca forma de Sociedades Anónimas Deportivas, rompieron el posible romanticismo y convirtieron a los clubes en empresas cuyo único fin es generar ingresos, hacer que el Rayo Vallecano sea ejemplo de transparencia en la gestión. Por ello reivindicamos el protagonismo general de las secciones no profesionales del club: cantera, equipos femeninos, fundación e instalaciones, todas ellas abandonadas a su suerte.
  • Promover y participar en el proceso de reparto equitativo de las acciones del Rayo Vallecano, llegando a conseguir que nuestro club sea realmente de sus abonados y seguidores, teniendo como objetivo que nadie sea propietario de más del 5% del accionariado. Creemos que un Rayo Vallecano de sus aficionados será un Rayo democrático, participativo y solidario.
  • Canalizar y organizar diferentes corrientes de opinión dentro del rayismo en defensa de los intereses de los accionistas minoritarios, abonados y aficionados del Rayo Vallecano, promoviendo encuentros, reuniones, actos y conferencias en las que poder debatir sobre las cuestiones que afecten directa o indirectamente al Rayo Vallecano, creando conciencia en el rayismo de la importancia de la implicación de todos en la definición del modelo de Rayo Vallecano que queremos.

Desde aquí hacemos un llamamiento a TODOS los que sienten el Rayo Vallecano, porque solo entre todos podremos devolver el Rayo a sus verdaderos propietarios: sus aficionados.

Cerrar